jueves, 13 de diciembre de 2007

**Slavia de Praga 0-Sevilla 3: Y Mejor equipo del mundo 2007**


Sin duda, no nos pudo salir mejor ayer la jugada. Cierto es que, como viene siendo habitual, el Sevilla no mostró su mejor cara en la primera parte, haciendo un juego bastante mediocre que, si no llega a ser porque el Slavia tampoco es que desprendiese excesiva calidad, podía habernos causado algún que otro disgusto.

Pero, qué duda cabe que últimamente los segundos tiempos del Sevilla están siendo, si no magníficos, bastante buenos. Por lo menos el de ayer. Qué derroche de fútbol, qué calidad en las botas de estos jugadores, ¡Cómo está Luis Fabiano, Dios mío! ¡Cuánta lengua se tienen que estar mordiendo su detractores! Ojalá que nos dé muchas alegrías con sus goles.

El primer gol llegó de sus botas, como viene sucediendo en los últimos partidos. El segundo, tras un jugadón de Dieguito Capel, y toque sutil de Luis Fabiano que se la deja a Kanouté, quien la golpea y la mete entre los tres palos. El tercero, derechazo de Dani Alves, que volvió a dar casi lo mejor de sí mismo. Detalle hilarante el verle irse hacia la cámara a celebrar el gol. Es único en su especie...;)

Pues eso, que en la segunda parte los cambios introducidos por Jiménez fueron clave, sobre todo el de Luis Fabiano por Koné (éste último muy poco acertado), y el Sevilla se comió literalmente al Slavia en el terreno de juego.

Gran hazaña la nuestra, pues no sólo hemos conseguido pasar a octavos de final de la Champions League como primeros de grupo, sino que además hemos revalidado por segundo año consecutivo el título de Mejor Equipo del Mundo 2007. Luego dirán que eso es ser reina por un día. ¡Ja! Me encanta la envidia que levanta mi equipo allí donde va.

Pero sigo sin explicarme el contraste tan grande que presentamos de una competición a otra. ¿Será verdad eso de que existe el llamado "Síndrome Champions"? En fin, tendremos que esperar a la evolución del equipo para cerciorarnos. Mientras, apoyo, mucho apoyo, que hoy se respira ambiente de tranquilidad, pero nada más que volvamos a hacer un partido medioqué en Liga, nos sacaremos de nuevo los ojos unos a otros. Esto del fútbol es así, la memoria es de pez.

Aún así no me canso de decir (Qué juego va a dar la pancarta de los Biris) que MI PASIÓN NO DEPENDE DE VICTORIAS.

VIVA EL SEVILLA
PUERTA PRESENTE

1 comentario:

voladizo de gol sur dijo...

Enhorabuena al sevillismo.
Somos el mejor equipo del mundo.
En el año 2007.
Como lo fuimos del 2006.
El corazón no se mueve por las victorias, pero el prestigio ahí queda.